HACE 50 AÑOS, TAL DÍA COMO HOY FALLECÍA D. ANTONIO CASTILLO LASTRUCCI

Tal día como hoy, un 29 de noviembre de 1967,  hace 50 años, fallecía D. Antonio Castillo Lastrucci, autor de la imaginería de nuestro misterio. Su fallecimiento se produce por insuficiencia cardíaca. Enterrado inicialmente en el cementerio de San Fernando de Sevilla, en 1995 el Ayuntamiento traslada sus restos a un monumento en la parroquia de San Julián de Sevilla, a los pies del grupo escultórico de la «Piedad», una de sus obras más querida

 

Su vida profesional

Fue discípulo del escultor Antonio Susillo Fernández, cuyo taller estaba frente a donde vivía.

Durante la década de 1890 se forma en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla.

Sus dotes como escultor le hace ganar varios premios hasta que en 1915 la Diputación Provincial le concede una beca para estudiar en los museos de París y Roma. A Roma no puede asistir por la recién iniciada Primera Guerra Mundial, trasladándose pues a París. Después, en Madrid, continúa ampliando conocimientos.

Su primer taller lo instala en la empresa sombrerera de su padre de la calle del Peral, allí desarrolla todos los géneros artísticos: relieves, bustos, grupos escultóricos, y los toros, su otra pasión en la que intentó introducirse sin éxito como torero. 

Es en el año 1922 cuando le llega el primer trabajo de imaginería, que después terminaría siendo su línea de por vida. La Hermandad de la Bofetá de Sevilla le encarga unas imágenes para su paso de misterio. En 1923 traslada su taller al número 52 de la calle San Vicente, y se dedica de lleno a realizar imágenes procesionales. Las Hermandades de Sevilla, Andalucía y otras regiones y ciudades españolas, así como extranjeras, le solicitan todo tipo de figuras.

Algunos de sus discípulos fueron sus propios hijos Manuel y Antonio, además de José Ovando MerinoAntonio Eslava Rubio, Rafael Barbero Medina y José Pérez Delgado

Su aportación

Está considerado uno de los más grandes escultores imagineros del siglo XX, sobre todo en Sevilla al ser de los que más imágenes realiza para su Semana Santa. Tras el conflicto de la Guerra Civil Española, reconstruyó muchas imágenes que fueron destruidas en su proceso. 

Su aportación principal fue la de dotar de movilidad y dinamismo la composición de los misterios, usando el teatro como fuente de inspiración. Se rompe así con el concepto estático de los mismos. 

Su obra en San Fernando

Interminable sería enumerar su obra por el mundo. Centrándonos en nuestra ciudad, encontramos las siguientes imágenes:

1943. Ntro. P. Jesús de los Afligidos. Hermandad de los Estudiantes.

1944. María Santísima de la Amargura. Hermandad de los Estudiantes. 

1944. María Magdalena, María Salomé y María Cleofás. Hermandad de los Estudiantes.

1964. Stmo. Cristo de la Redención. Hermandad de la Soledad.

1964. San Juan Evangelista, José de Arimatea y Nicodemus. Hermandad de la Soledad.

1966. Santa Mujer Verónica y Cirineo. Hermandad de la Misericordia.

1968. Ntro. P. Jesús de Ecce Homo. Hermandad de Ecce Homo.

1968. Poncio Pilato. Hermandad de Ecce Homo.

1971. Ángel Confortador. Hermandad de la Oración en el Huerto.