NUESTRA HERMANDAD EN LOS MEDIOS

 Foto de Red Ciudad

CANAL SUR

26/03/2018

DIARIO DE CÁDIZ

El poderío cofrade que manda el Lunes.

La jornada encaja los cambios y hace gala de su experiencia y buen hacer en una tarde pletórica en la que brillaron las tres hermandades del día.

Arturo Rivera. 27/03/2018

 

EL Domingo de Ramos tiene aquello de ser la primera tarde, el comienzo durante tanto tiempo esperado, el de las primeras hermandades en la calle, el bullicio y las ganas. Pero el Lunes es el que viene a poner las cosas en su sitio, a decirle a La Isla -qué duda cabe- que es Semana Santa por derecho y que poco sitio queda para más cosas en estos días. Basta ver esas colas recogidas en el brazo de los Estudiantes, escuchar Amarguras en la plaza Madre Teresa de Calcuta -algo indispensable para comenzar esta tarde- o emocionarse como un niño con los entusiastas mecíos del Romano en la plazoleta de la Pastora, tan cofrade siempre, antes de quitarse el sombrero con esa estampa multitudinaria que muestra siempre la plaza de la Iglesia cuando Jesús de Medinaceli enfila la rampa minutos después de las siete de la tarde. El trío cofrade que manda en esta tarde reina desde hace años en los corazones de los cofrades isleños. Es la jornada predilecta. Lo sabe y hace gala de ello. Presume y derrocha poderío desde el primer minuto. Sobre todo si el tiempo, como ocurrió ayer, se suma a la ecuación para brindar una tarde de Semana Santa verdaderamente perfecta. Hasta da pena que al final todo se quede en unas cuantas horas de esplendor cofrade.

 Foto de Román Ríos. Diario de Cádiz. 

Así que el Lunes -el nuevo Lunes que llegó con los cambios de este año- siguió siendo el Lunes de siempre, el de aquello que se dice siempre de que es la jornada más completa de l a Semana Santa isleña. O, si se quiere, el Lunes de Oro, que se pregonaba en otros tiempos aplaudiendo las virtudes cofrades que tiene la tarde. La jornada siempre ha tenido buena prensa. Y será por algo...

 

Ayer, desde luego, dio de sí. Supo otra vez mostrar la mejor cara que tiene la Semana Santa de San Fernando y sus hermandades. Y eso que empezó más tarde con respecto a los últimos años. Hasta las seis y media se hizo de rogar esta vez el cortejo perfecto de los nazarenos que proclaman a los cuatro vientos Super omnia Christus. Eso sí, no hay duda de que salir más tarde tiene su recompensa. A diferencia de otros años, pudo verse más gente a la salida de la hermandad junto a la parroquia del Cristo y en la ya clásica bajada por la calle Ancha del misterio -espectacular y potente- de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos y María Santísima de la Amargura. Un conjunto pasional de primera al que resulta imposible ponerle un pero. Detrás hay años de trabajo de la hermandad y unas ideas muy claras que ahora han dado un fruto que recoge la Semana Santa isleña. Este año se completó el bordado de los ropajes de las imágenes secundarias con un nuevo trabajo de Francisco Carrera Iglesias 'Paquili' que pudo verse en la talla de María Magdalena. Los andares del misterio bajo las órdenes de José González García y su gente, abriéndose paso desde el Cristo con elegancia y mesura pero siempre ganando terreno al compás de un selecto repertorio de marchas de la banda de música Fernando Guerrero, de Los Palacios, forman ya parte del alma de este Lunes Santo formidable que ayer se entregó por derecho. Y eso que la cofradía prescindió en su recorrido de las calles Murillo y La Herrán -un escenario clásico de este Lunes que además fue pionera en cruzar- para alcanzar el centro por Rosario, uno de los cambios previstos en esta jornada. Fue además la segunda hermandad del día en pasar por la Carrera Oficial, detrás de Medinaceli, con lo que se recuperó el orden que hasta hace unos años era habitual en esta segunda jornada de la Semana Santa isleña.

 

Tuvo otra cosa este Lunes renovado que La Isla cofrade exprimió ayer al máximo, como pudo verse en las calles llenas de gente que arroparon a la terna cofrade del día. Al mismo tiempo -a las siete de la tarde- abrieron las puertas de la Iglesia Mayor y de la Pastora para que las otras dos cruces de guía de la jornada se pusieran en carrera. Este comienzo simultáneo dividió en dos a La Isla cofrade, necesariamente. Unos optaron por la plaza de la Iglesia -otra escena clásica e imprescindible de la tarde- para recrearse con la imagen plena y solemne de Jesús de Medinaceli sobre su nuevo paso dorado en uno de los momentos clave de su salida procesional. Y otros acudieron a la plaza de la Pastora para ver cómo el misterio de Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo regresaba a la calle con más ganas que nunca y a los sones de la agrupación musical jerezana de San Juan, dejándose llevar con gracia por su cuadrilla de la JCC. Fueron de nuevo otras dos muestras de ese poderío cofrade del que presume con orgullo la tarde del Lunes Santo.

Un Lunes Santo pletórico.

La hermandad de los Afligidos se ha encargado de abrir la jornada predilecta de la Semana Santa isleña. 

Arturo Rivera. 27/03/2018

 

El Lunes Santo, la jornada que más cambios registra este año en la Semana Santa isleña, ha comenzado más tarde de lo habitual en los últimos años. A las seis y media de la tarde, la cruz de guía de la hermandad de los Afligidos se ha encargado de abrir la jornada desde la parroquia del Santo Cristo en una salida en la que se ha notado una mayor presencia de público. Ha sido uno de los momentos clásicos de la tarde del Lunes que ha vuelto a revivirse con entusiasmo y que ha llevado también a que numerosos isleños acompañaran al monumental paso de misterio de la hermandad durante la bajada de la calle Ancha. 

ISLAPASION

Afligidos reinventa su ida a la Carrera Oficial manteniendo la majestuosidad de su cortejo.

27/03/2018

 

La jornada del Lunes Santo comenzaba ayer algo más tarde de lo habitual en los últimos años. Aunque la primera cofradía en poner su cortejo seguía siendo la de la Hermandad de los Afligidos los horarios cambiaban sustancialmente. Los hermanos de la cofradía del barrio del Cristo salían del templo cuando el reloj marcaba las seis y media de la tarde.

Era el primer avance de un sustancial cambio de su camino de ida a la Carrera Oficial. Afligidos reinventaba el transitar hasta el epicentro cofrade de la ciudad pero manteniendo el sello indiscutible de esta cofradía. El andar, como siempre, en ese equilibrio entre lo mejor para el cuerpo de nazarenos y el deleite a su paso de Jesús de los Afligidos y María Santísima de la Amargura.

  Foto de Pablo García Jiménez. Isla Pasión

Pero volvamos al inicio. Eran las seis y media de la tarde y comenzaba a discurrir el cortejo. Sonó "Amarguras" de Font de Anta para emprender el camino y en tan solo tres marchas el paso ya se encontraba enfilando la calle Ancha. Y desde aquí todo era distinto. De Manuel Roldán a la subida de Colón con estampas también muy efectistas de este paso de misterio. No tan estéticas por la calle Rosario para llegar hasta una Plaza de la Iglesia con mucho público.

Venía el primer punto clave de la jornada. El encaje entre Medinaceli y Afligidos. La cofradía de la Iglesia Mayor había salido cumpliendo horarios y dejaba el camino libre para que los cofrades de Estudiantes comenzaran a transitar por la Carrera Oficial. Todo iba en orden, el Lunes Santo como un reloj. 

  Foto de Domingo Gil. Isla Pasión.

Sonó "Jesús Nazareno" y "La Oración en el Huerto" antes de entrar en Carrera Oficial en homenaje a las hermandades que cumplen 250 y 75 años respectivamente. De aquí al transitar por Carrera Oficial que si bien fue algo más lento de lo habitual en la primera parte tras pasar el palco de autoridades cogió de nuevo la velocidad propia de esta cofradía para enfilar el camino de vuelta hasta el Cristo.

 

Un camino de regreso con quizás algo menos público que de costumbre pero con la misma solemnidad que desprende esta hermandad desde el diputado de Cruz de Guía hasta el último músico. Momento especial como cada año el paso por la capilla de la Vera-Cruz y su regreso de nuevo al Santo Cristo. Lampedusiana jornada en los Afligidos: Cambiar todo para que nada cambie. (ISLAPASIÓN).

ANDALUCíA INFORMACIÓN

Un lunes renovado y brillante por las calles de San Fernando

Las tres cofradías de pasos dorados procesionaron acompañadas por un tiempo que ojalá se mantuviera toda la semana.

J. M. Fraile. 27/03/2018

 

El Lunes Santo, a fuerza de ser uno de los más importantes de la Semana Santa de San Fernando, sumó una jornada distinta. Muy distinta, de esas que sólo ocurren alguna vez cada década. Los cambios de itinerarios de Medinaceli y de Afligidos dieron una nueva visión del Lunes Santo. Afligidos fue la primera en abrir la jornaday lo haría una hora y cuarto más tarde que el año pasado. Eso se notó en público en la calle y en más hermanos procesionando.

 

A las 18.30 horas,  con el sol como testigo. La cuadrilla de Pepe El Mellao se fajaba para portar uno de los pasos que más pesan en San Fernando y que este año sumaba más peso con el bordado de la túnica de María Magdalena, que al igual que la Virgen de la Amargura, que estrenaba saya bordada por Francisco Carrera Iglesias, conocido como Paquili.

La banda Fernando Guerrero, de los Palacios acompañó el paso de la hermandad, y lo hacía después de más de dos décadas tras el paso de la hermandad, que lucía un exorno floral variopinto y de corte antiguo. Era una salida muy especial, por tanto se cumplían 75 años de la bendición de la imagen de Jesús de los Afligidos y 25 del estreno del paso de misterio, realizado por el recordado tallista Antonio Martín, con imaginería deManuel  Carmona.

 

El tiempo contribuyó a la brillantes del Lunes Santo, que volvió a ser de oro por la climatología reinante, algo que siempre ha caracterizado este día de la Semana Santa.