EL SEÑOR HA RESUCITADO. Domingo 21 de abril de 2019

El Señor ha resucitado. Hoy es Domingo de Resurrección, el día en que incluso la iglesia más pobre se reviste de sus mejores ornamentos, es la cima del año litúrgico. Es el aniversario del triunfo de Cristo. Es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención y liberación del pecado de la humanidad por el Hijo de Dios.

Sobre estas líneas, a la izquierda, una de las capillas de nuestro paso de misterio donde se recoge Jesucristo Resucitado. A la derecha, una de las cartelas donde se contempla las Santas Mujeres ante el sepulcro vacío. Recordamos, que el lateral izquierdo de nuestro paso de misterio está dedicado a la Resurrección y Redención.

Tiempo pascual

No basta un solo día para expresar la alegría de la Resurrección. Por consiguiente, la Iglesia celebra la solemnidad pascual durante los cincuenta días que separan la Pascua de Pentecostés. Descubre durante siete semanas todo lo que la muerte y la resurrección del Señor han supuesto para el mundo, y hace elevarse a Dios la alabanza de los redimidos por medio del canto del Aleluya.

A los cuarenta días de la Pascua -o el domingo siguiente, en algunas regiones- celebramos la Ascensión del Señor. Desde ese día, en la celebración litúrgica se une el recuerdo de la venida del Espíritu Santo a la alegría pascual.